Home > Insectopedia > Mosquito común

Mosquito común

 

Mosquito es un término genérico con el que se designa a varias familias de insectos del orden de los dípteros y en particular del suborden de los nematóceros, de forma estricta se refiere únicamente a los componentes de la familia de los culícidos. De hecho, existen 39 géneros de mosquitos y 135 subgéneros en total, con más de 3.200 especies reconocidas. Son insectos voladores que poseen un cuerpo delgado y patas alargadas. Rara vez superan los 15mm en estado adulto. Las larvas y pupas se desarrollan en el agua.

Los mosquitos pasan por 4 fases en su ciclo de vida: huevo, larva, ninfa o pupa y adulto. Las hembras ponen los huevos (unos 300 a la vez en algunas especies) en cualquier lugar donde se acumule agua que se encuentre estancada durante al menos una semana y las larvas nacen y se desarrollan allí, en el agua. En pocos días se transformaran en ninfas, que después se abrirán y de su interior nacerá un mosquito adulto. No es hasta este momento que el insecto sale del agua. Algunas especies de mosquitos tienen ciclos vitales de apenas siete días y otras, pueden llegar hasta un mes.

Los mosquitos causan principalmente dos problemas. Por un lado sus propias picaduras, que son muy molestas. Y por otro lado, pueden ser transmisores de diferentes enfermedades. De todos modos, solo las hembras son las causantes de estos problemas, porque solo ellas pican: deben succionar la sangre de mamíferos para obtener proteínas que usarán para la formación de los huevos. De hecho, si no fuera así, sería imposible ya que los mosquitos se alimentan principalmente de néctar, savia y jugos de frutas, generalmente pobres en proteínas.


Las picaduras de los mosquitos son molestas por la propia reacción alérgica que experimentamos los mamíferos por culpa del orificio que abren en la piel con su probóscide (órgano parecido a un estilete que usan para perforar la piel y que les permite introducir dos tubos que usan para expulsar saliva y succionar la sangre). Antes de chuparnos la sangre, el mosquito vierte una sustancia que evita que nuestra sangre se coagule. Se trata de un poderoso anticoagulante que es, además, la sustancia causante del picor. Desde siempre los mosquitos han sido vectores de enfermedades infecciosas: por ir picando a diferentes individuos de forma sucesiva, pueden transmitir enfermedades. Es conocido el mosquito Anopheles como vector de la malaria humana (primera causa de enfermedades debilitantes con más de 200 millones de casos cada año en el mundo).

Los mosquitos hembra pueden vivir unas tres semanas durante el verano y varios meses en invierno.

Todos los mosquitos deben contar con agua para completar su ciclo de vida.

Los mosquitos pueden volar a una velocidad de entre 1,6 i 2,4 km/h.

Una hembra adulta pesa unos 2 mg.

Sólo los mosquitos hembra toman sangre. Lo hacen para poder desarrollar los huevos. Pero también se alimentan de néctares y jugos, como los machos.

Los mosquitos baten las alas entre 300 y 600 veces por segundo. 

Los mosquitos pueden detectar el CO2 que exhalamos desde una distancia de entre 18 y 30 metros.

Los mosquitos hembras tardan habitualmente 50 segundos en perforar la piel de los mamíferos e insertar los tubos y suelen estar succionando sangre durante 2 minutos y medio.

Existen más de 3.200 especies de mosquitos.

Los mosquitos pueden vivir varias semanas o meses, dependiendo de las condiciones medioambientales.

La mayoría de mosquitos se quedan alrededor de 1,5 km de su lugar de nacimientos. Algunas especies pueden alejarse más de 30 km.

Cuando las hembras pican, dejan entrar saliva bajo la piel. Esta saliva contiene unas proteínas que pueden causar reacciones alérgicas.

Los mosquitos habitan en dosos los continentes excepto en la Antártida.

El hábitat natural de los mosquitos está cerca del agua. Pero son muy adaptables, por lo que nos los encontramos en muchos sitios, incluso en ciudades.

Los mosquitos de ciudad tienen una oportunidad para criar todo el año en los sótanos, donde hay humedad y calor.

La luz tenue es un imán para los mosquitos. Pero no la luz solar brillante (es por eso que hay menos mosquitos por el día).

Usar ropa de colores discretos y no usar perfume, porque ambos atraen a los insectos.

Usar barreras físicas como mosquiteras en lugares con elevado riesgo para mosquitos.

Evitar las luces tenues porque atraen a los mosquitos.

Eliminar cualquier estancamiento de agua en recipientes, botes, objetos abandonados, desagües… son entornos perfectos para la proliferación de mosquitos.

Calendario

Calendario

Productos relacionados

Bloom Total Multi-Insectos

Bloom Total Multi-Insectos

 

Bloom Recambio Eficacia Prolongada

Bloom Recambio Eficacia Prolongada

45 noches