Home > Insectopedia > Cucaracha

Cucaracha

 

Los blatodeos (Blattodea, del latín Blatta, «cucaracha» y del griego eidés, «que tiene aspecto de»), conocidos popularmente como cucarachas, son un orden de insectos hemimetábolos de cuerpo aplanado, que miden del orden de 3 a 65 mm. Se conocen más de 4.500 especies. Sin embargo, si te encuentras alguna dentro de tu casa, probablemente se trate de uno de estos tres tipos: la cuca del café (Blatella germanica), la cuca negra (Blatta orientalis) o la cuca roja (Periplaneta americana). En los tres casos se trata de insectos ovalados, con el cuerpo más bien plano, lo que les permite esconderse en cualquier pequeña rendija. Tienen seis patas largas y espinosas con las que pueden correr con rapidez prácticamente por cualquier superficie, incluso por el techo. Encima, también hay cucarachas que vuelan.

Se trata de insectos que se reproducen a gran velocidad durante todo el año. La cucaracha hembra transporta los huevos en una especie de estuche, llamado ooteca, en el extremo de su abdomen. Cada ooteca puede contener  entre 12 y 50 huevos largos y delgados. De los huevos nacen las ninfas que luego se convertiran en cucarachas adultas. Una cucaracha alemana o del café y su descendencia pueden producir 300.000 cucarachas más en un año. Una cucaracha americana y su descendencia pueden producir en comparación 800 nuevas cucarachas en un año.

Las cucarachas son un problema común y persistente en muchas casas. Tienen una apariencia repulsiva, son sucias y producen olores desagradables. Además, las cucarachas pueden traer y propagar bacterias peligrosas tales como la salmonella y son la principal fuente de alergias y asma.


De hecho, pasan del 75 al 80 por ciento de su tiempo descansando en grietas y fisuras y parce que no estén. Pero cuando están activas pasan la mayor parte de su tiempo buscando comida, agua o pareja, y aquí está el problema: pueden contaminar platos, cubiertos o cualquier material expuesto con su saliva y sus heces porqué son portadoras de un gran número de bacterias y organismos infecciosos.


Estos insectos no sólo tienen facilidad para huir, sino también para sobrevivir: a la hora de comer, se apañan casi con cualquier cosa, porque son omnívoras y, aunque prefieren cárnicos o alimentos dulces, si no los encuentran les basta con retales o papel.

Las cucarachas viven casi en cualquier parte del mundo y pueden sobrevivir en entornos muy distintos, desde interiores hasta climas extremadamente fríos.

Las cucarachas suelen vivir en cuevas, minas, nidos de ave, nidos de termitas, desiertos, cerca del agua… la mayoría en exteriores.

Unas 20 especies de cucaracha viven con unas condiciones de temperatura y humedad muy similares a las requeridas por los humanos.

Prefieren vivir en casas, restaurantes, tiendas de comida, hospitales… estos entornos con climas estables aseguran su supervivencia.

Las cucarachas transportan multitud de gérmenes y bacterias en sus cuerpos. Se han encontrado casos que han causado tuberculosis, cólera, lepra, disentería y tifus, entre otros más comunes como la salmonela.

Las cucarachas pueden sobrevivir a una amputación de cabeza si van bien alimentadas, aunque naturalmente no pueden alimentarse y mueren en algunas semanas.

Son capaces de soportar dosis de radioactividad de 6 a 15 veces superiores a la de los seres humanos.

Las cucarachas prefieren alimentos con gran contenido en almidón, grasas y azúcares, y pueden comer desde cuero a pegamento.

Prácticamente no han evolucionado desde su aparición en el Carbonífero, hace unos 300 millones de años.

Son prácticamente ciegas y usan sus antenas en contacto continuo con las superficies para detectar vibraciones, cambios de temperatura y humedad.

La mayoría de las veces las cucarachas mueren boca arriba debido a que el rigor mortis hace que se contraigan sus patas, de forma que se desequilibran y finalmente vuelcan. Aunque también es una postura que suelen adoptar como mecanismo de defensa, simulando su muerte.

Elimiar la comida expuesta y la humedad.

Sacar la basura con frecuencia.

Lavar los platos y secarlos tan pronto como sea posible.

Tirar cajas y periódicos viejos.

Mantener limpios el piso de la cocina, los mostradores y las alacenas.

Limpiar y aspirar seguido detrás de los hornos, hornos microondas, tostadores y refrigeradores.

Limpiar los restos de comida y los derrames que queden en y junto a los electrodomésticos.

Evitar que los niños coman fuera de la cocina.

Mantener los alimentos en contenedores de plástico cerrados.

Sellar todos los cimientos y fisuras exteriores para disminuir el acceso de las cucarachas a su hogar.

Mantener las tuberías en buen estado.

Mantener el sótano seco.

Hacer funcionar la ventilación.

Utilizar trampas para ubicar y verificar la cantidad de insectos.

Calendario

Calendario

Productos relacionados

Cucal Instant 750 ml

Cucal Instant 750 ml

 

Cucal Instant 400 ml

Cucal Instant 400 ml